Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra - Cocn

Colaborar

 

  Puerto Tanjer - Mediterraneo   

Las aguas andan revueltas en la orilla marroquí del Estrecho de Gibraltar. Revueltas y turbias en el sentido literal de la palabra pues excavadoras en tierra, y dragas en el agua realizan su trabajo en estos días en el área denominada “Puerto Tánger Mediterráneo”

El gobierno marroquí está en estas semanas ultimando las labores de construcción del, denominado Puerto de Tánger Mediterráneo. Este puerto, básicamente mercante, está ubicado Hayar El Galuli, junto a Punta Cyres y se espera que esté operativo antes de la finalización de año.

El puerto, dimensionado de una manera muy eficiente en cuanto a su distribución y puntos de atraque, tendrá, presumiblemente, su fuerte, en su alto potencial de almacenamiento, pues en la zona interior del puerto se está acondicionando una amplia extensión de terreno destinada a almacenaje de contenedores y naves industriales, y se convertirá, de manera incuestionable en competencia de los actuales puertos de Ceuta y Algeciras.

Además, el futuro puerto, necesita ir dotado, necesariamente de la construcción de infraestructuras que permitan una comunicación por tierra hacia el resto del territorio marroquí, y por ello se están iniciando las labores necesarias para la construcción de dos ramales de autovías y líneas férreas.

La legislación marroquí en vigor no obliga a la empresa concesionaria a la realización de una declaración de impacto ambiental seria, limitándose este trámite a la cumplimentación de una serie de fichas. De igual manera, tampoco es necesario que la empresa desarrolle un plan de medidas compensatorias de los efectos causados en el entorno.

Todas estas labores están causando continuos atropellos medioambientales y sociales. Medioambientales pues no se ha realizado un estudio de impacto ambiental previo ni se están desarrollando las obras con una adecuada supervisión de expertos, lo que está ocasionando: destrucción de bosque y sotobosque, movimiento arbitrario de tierras, drenaje indiscriminado del fondo marino, construcciones, que, están causando daños, quizás irreparables en la zona.
De otro lado, los habitantes de la zona están viendo como son expulsados de sus propiedades a medida que avanzan las obras, y otros están siendo amenazados con el desalojo de sus propiedades sin que se les conceda explicación alguna y sin ningún tipo de compensación económica.

La empresa responsable del proyecto, asegura, sin embargo que están realizando una gestión ejemplar, y que el puerto traerá prosperidad y desarrollo a la zona, a la vez que tienen previsto un plan para restaurar los espacios naturales dañados. Sin embargo, debido a la inexistencia de obligación legal este plan de medidas compensatorias, aún no revelado, es muy probable que llegue a realizarse en un porcentaje muy escaso.

Voluntarios de Cigüeña Negra, están en estos días, realizando el estudio de la migración postnupcial en el Estrecho de Gibraltar desde la orilla marroquí, y han podido comprobar in situ el acuciado deterioro de la zona, en el que, además, numerosos incendios forestales y la urbanización incontrolada hacen que la orilla marroquí del estrecho de Gibraltar esté en un estado lamentable comparándola con la situación hace sólo unos años.
Los voluntarios han podido comprobar, además, el recelo y temor de los habitantes de la zona ante estos cambios tan drásticos que están perjudicando el normal desarrollo de sus vidas.

Por otro lado, la administración española, la Junta de Andalucía, tiene previsto, en próximas fechas, presentar una solicitud ante la UNESCO para declarar este espacio transfronterizo como Reserva Mundial de la Biosfera.
El proyecto, denominado “Creación de una Reserva de la Biosfera transfronteriza Andalucía-Marruecos (CRBT)” y que cuenta con un presupuesto de 1.517.000 € (2.003-2.004) 7 1.850.000 € (2.005), tiene como objetivo general del proyecto: Promover un modelo de desarrollo sostenible favoreciendo la puesta en valor y la conservación de los recursos naturales y culturales específicos y compartidos en el ámbito de la Reserva de la Biosfera Intercontinental por las poblaciones locales en el ámbito de una Andalucía-Marruecos, así como el desarrollo social y económico de las poblaciones rurales.

Desde el Colectivo Cigüeña Negra no entendemos como pueden subsistir ambas situaciones: de un lado el agresivo y rápido deterioro que se está produciendo en la zona, y a la vez, gestionar un proyecto europeo cuyo objetivo principal es la creación de un modelo de desarrollo sostenible para las comunidades que en ellos residen.


 

 

 

 

Birding Top 500 Counter

 

Click Here to Visit!